¡Me han publicado mi primera carta al director!

Hace poco, y con motivo de una noticia que salió en este mismo diario (El diario de noticias de Navarra) en el que se acusaba a un grupo de voluntarios que ayudan a la mujer embarazada (del cual formo parte) de muchas cosas, y ninguna de ellas era cierta. Respondí con la siguiente carta:

He tenido oportunidad de leer en su diario la noticia titulada “La clínica de abortos presenta denuncias por el escrache de antiabortistas a mujeres” y me sorprendió mucho su contenido y la falta de testimonios de las personas acusadas, siquiera para poder dar su propia versión. No es mucho pedir, creo, a un periódico de la tradición del que usted dirige, el mínimo contraste de las noticias que publica.

Formo parte del grupo de voluntarios al que hace referencia la noticia y nunca creí que repartir folletos con información, una sonrisa y ofrecer cualquier tipo de ayuda a madres que quisieran sacar adelante su embarazo pueda ser interpretado como una forma de acoso o intimidación. Más aún, estoy convencida de que ofrecer información alternativa contribuye a crear una sociedad más libre en la que una mujer no se vea obligada a abortar por falta de información, falta de alternativas o falta de recursos. El Estado ofrece pocas ayudas a estas mujeres. En la Escuela de Rescates de Navarra tratamos de paliar estas carencias de forma voluntaria y desinteresada, apenas sin recursos. Y lo hacemos desde el respeto y el cariño. Todas las acusaciones que ha hecho el director de la Clínica Ansoáin son falsas.

Nosotros informamos respetuosamente, pero no coaccionamos a nadie, ni amenazamos. Y mucho menos calumniamos e injuriamos sobre el señor Gurrea, del que solo recibimos malas palabras cuando estamos allí. No atacamos a las madres por el mismo principio por el que defendemos la vida de sus hijos. Respetamos la libertad y la dignidad de cada persona y la vida. Haciéndolo todo compatible.

 

He recibido mucho apoyo y buenas palabras por este escrito, os doy las gracias a todos. También quiero decir que me han contestado a la misma con unos cuantos argumentos de poca monta y que siguen sin convencerme de que nuestro trabajo allí es innecesario. Trabajamos por ayudar a la mujer a poder elegir, por sus hijos y en definitiva, por la sociedad.

Ellos no lo hacen y nunca lo harán, porque tienen entre ceja y ceja defender algo que puede que esté ahí y que sea legal, pero en ningún caso es un bien para la mujer. Respeto la decisión de interrumpir el embarazo, pero también creo que la mujer que decide eso, lo hace muy a su pesar. Y AHÍ ESTAMOS NOSOTROS. Para que no tenga que hacer una cosa que no quiere. Nunca he conocido una mujer que se haya arrepentido de tener a su hijo, pero sí he conocido muchas que se han arrepentido de abortar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s